Jueves , 27 julio 2017
Recientes
Inicio » Articulos » Meditación y Educación

Meditación y Educación

MINDFULNESS & EDUCACIÓN

 

La técnica de meditación enseñada hace 2500 años por Gautama Buda – actualmente rebautizada como ‘Mindfulness’ – en función de los grandes beneficios que la Ciencia ha comprobado aportar a sus practicantes, desde más de tres décadas viene siendo difundida y utilizada por profesionales de la medicina, psicología y psiquiatría, como una herramienta de alta eficiencia en la reducción y manejo del estrés, de la ansiedad, como alternativa efectiva para la prevención y tratamiento de la depresión, del déficit atencional con hiperactividad, entre otros trastornos psicológicos que afectan al ser humano de la actualidad, así como el “síndrome de burnout”. Además – en perfecta consonancia con la Psicología Positiva – desarrolla habilidades y aflora potenciales que todo ser humano posee… aunque provisoriamente aguardando expresión.

En los  últimos años, Mindfulness ha sido reconocida – a nivel internacional – como una herramienta importante de apoyo a estudiantes, profesores, administradores escolares y padres. El creciente interés y las investigaciones realizadas por universidades y otros organismos, han proporcionado pruebas científicas de la eficacia de esa técnica, para: aumentar la capacidad de concentración y creatividad; facilitar el procesamiento de informaciones; disminuir la tendencia a la irritabilidad e incrementar el control de impulso; aumentar la resistencia emocional y la capacidad de resiliencia; despertar el sentimiento de auto-compasión y por los demás; mejorar las relaciones interpersonales (reducción del preconcepto y del bullying); ampliar habilidades cognitivas; generar felicidad y producir empatía.

Los objetivos centrales de la aplicación de Mindfulness en la Educación – ampliamente respaldados por investigaciones y comprobaciones científicas – son:

  1. El desarrollo cognitivo y académico
  2. La gestión del estrés en el entorno educativo
  3. El desarrollo personal, tanto de profesores como estudiantes

Reflexiones de interés:

  1. Hasta la actualidad, se considerado que la escritura, la lectura y la aritmética son los pilares básicos de la educación, pero investigadores en el campo de las neurociencias sugieren la necesidad de añadir un nuevo pilar básico a la Educación: La función reflexiva, que se desarrolla con la práctica de Mindfulness.
  2. Hasta hace unos años la pedagogía estaba orientada a la adquisición de capacidades como el razonamiento lógico, análisis cuantitativo y al manejo de tecnologías, sin embargo ahora, en aras de la creación de ciudadanos más competentes y comprometidos con la sociedad, resulta inminente ampliar las competencias del educador hacía áreas que se pueden aglutinar bajo el paraguas del desarrollo personal (Gardner, 1983; Goleman, 1995 y 2006).
  3. Las aplicaciones de Mindfulness en la Educación son muy amplias, ya que la práctica afecta positivamente a los dominios cognitivo, emocional e interpersonal. Inúmeras investigaciones han comprobado que la meditación ejerce un impacto positivo en el rendimiento académico, el bienestar psicológico y la experiencia interpersonal de los estudiantes.
  4. Lo que está claro es que el sistema educativo, a nivel mundial, ya necesita una transformación sustancial, a empezar por aflorar habilidades que solamente pueden ser adquiridas a través del desarrollo personal.

Profesorado, Estrés Laboral y ‘Mindfulness’

La presión a la que se ven sometidos los docentes desde diversos frentes, deriva en la actualidad en la aparición creciente de patologías tanto de carácter físico como psicológico, de tal modo que cada vez la comunidad educativa tiende a prestar mayor atención y preocupación por un problema que afecta tanto a la salud del profesorado como a la calidad de la enseñanza (Sugai y Horner, 2001; Troman, 2000; Woods y Carlyle, 2002).

Desafortunadamente, la formación académica del profesorado no incluye ningún tipo de preparación psicológica, ni herramienta alguna de autoconocimiento personal, por lo que los docentes suelen carecer de los recursos y habilidades necesarios para poder hacer frente a las exigencias y a las demandas que su labor docente les plantea día a día (Anadón, 2005; Bisquerra, 2005).

En este contexto, la meditación es una técnica que resulta especialmente útil; actualmente, se la está empleando bajo la rúbrica “Mindfulness” o “Conciencia Plena” (e.g., véase Baer, 2003; Kabat-Zinn, 1990, 2003a, 2003b; Mañas, 2009; Miró, 2006; Simón, 2006; Vallejo, 2006).

La meditación Mindfulness nos lleva a un estado en el que se es consciente de la realidad del momento presente, aceptando y reconociendo lo que existe en el aquí y el ahora, pero sin quedar atrapado en los pensamientos o en las reacciones emocionales que la situación provoca (Kabat-Zinn, 2003b).

Algunos beneficios psico-físicos, científicamente comprobados, con la práctica de Mindfulness:

Diversos estudios han demostrado que la práctica regular y continua de la meditación produce diferentes efectos beneficiosos sobre el organismo, algunos de ellos relacionados con el estrés, como por ejemplo: disminuciones en los niveles de cortisol (Maclean et al., 1997); incrementos de los niveles de melatonina y serotonina (Solberg et al., 2004); una disminución del metabolismo incluso mayor que la producida durante el sueño (Benson, Malhotra, Goldman, Jacobs y Hopkins, 1990); reducción de los índices de lactato en sangre, que es un marcador del estrés y de la ansiedad (Solberg et al., 2000); reducción de la tensión arterial (Barnes, Treiber y Davis, 2001); mejora significativa del insomnio (Jacobs, Benson y Friedman, 1993); reducciones de los niveles de nerviosismo, preocupación y malestar emocional, e incrementos de los niveles de relajación muscular, tranquilidad emocional y del grado de bienestar general (Mañas, Luciano y Sánchez, 2008; Mañas, Sánchez y Luciano, 2008); el uso de la meditación es eficaz y útil en diversos trastornos psicopatológicos y médicos como la ansiedad, el insomnio, el estrés, la depresión, los dolores de cabeza, los ataques de pánico, el dolor crónico, entre otros (Cerlin y Lee, 1997).

Mindfulness redunda en beneficios no solo para los docentes, sino que sus efectos se extienden al alumnado, y por lo tanto, al proceso de enseñanza-aprendizaje, incrementándose y mejorándose con ello la calidad del sistema educativo (Mañas, Franco y Justo, 2010).

Beneficios psicosociales que ‘Mindfulness’ aporta a la Educación:

– Manejo del estrés común y laboral

– Manejo de la ansiedad

– Aumento de la capacidad de concentración

– Incremento de la creatividad

– Aumento de la capacidad cognitiva y de discernimiento

– Bienestar psicológico y general

– Incremento de la capacidad de resiliencia

– Mayor disposición para el estudio y el trabajo

– Incremento del positivismo

– Desarrollo de la Inteligencia Emocional

– Equilibrio emocional y control de impulso

– Aumento de la empatía

– Mejoría en las relaciones interpersonales

– Desarrollo personal

– Calidad de vida y Satisfacción vital

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Requerido *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Scroll To Top