Lunes , 16 julio 2018
Recientes
Inicio » Articulos » “La felicidad: más allá de una aspiración”

“La felicidad: más allá de una aspiración”

Durante los últimos sesenta años la psicología se ha dedicado a establecer formas de tratamiento y mejora a enfermedades mentales o trastornos del ánimo, donde se aprecian buenos resultados.

Parece ser que el alivio de los estados que hacen que la vida resulte complicada o dolorosa ha relegado a un segundo plano el desarrollo de los estados positivos que hacen sentir que la vida vale la pena.

felicidadLas personas quieren –queremos- que la vida tenga sentido, propósitos  y no sólo abatirse entre un “tira y afloja”. No sólo levantarse para ir al trabajo porque se debe hacer, o cumplir ciertas metas porque ya es la edad.

Sé que todos una o varias veces antes de dormir han pensado en la manera de ser feliz de forma duradera, no sólo como una aspiración sino que como una realización.

“La búsqueda de la felicidad es un derecho legítimo de todo ser humano” (M. Seligman). Es así como de las investigaciones de Psicología Positiva se desglosa la factibilidad de vivir dentro de los límites más elevados del rango fijo de felicidad. Las 24 fortalezas según este modelo de psicología son las capacidades que se adquieren a través de la voluntad que representan rasgos positivos de personalidad. Para ello, en primer lugar se necesita comprender cuales son las emociones positivas que se vivencian y entender cómo aumentarlas para así experimentar la felicidad que se busca.

De esta manera la Psicología Positiva enfatiza una forma de estudiar la naturaleza humana basada en las fuerzas de cada uno, más que en las patologías o

disfuncionalidades. Se distancia de la visión pesimista, sombría y doliente que en ocasiones es la disposición de muchos.

Las experiencias que provocan emociones positivas hacen que las emociones contrarias se desvanezcan rápidamente, más cuando ellas van acompañadas de fortalezas como la capacidad de amar y ser amado, la esperanza, gratitud, honestidad, originalidad, valor, perspectivas, perdón… y muchas más, las que se irán compartiendo y reflexionando en las columnas venideras.

Las fortalezas actúan como barrera frente a la adversidad y pueden además ser la clave para aumentar la recuperación de quien lo necesita. Ser feliz es una búsqueda contante, no sólo es vivir placenteramente, sino es comprometerse con las gratificaciones y adquirir un sentido y determinación en la vida.

 

Karina Contreras Arias

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Requerido *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Scroll To Top