Conciencia sobre la salud mental

La importancia de la conciencia sobre la salud mental

Las enfermedades mentales afectan al 19% de la población adulta, al 46% de los adolescentes y al 13% de los niños cada año. Las personas que luchan con su salud mental pueden estar en su familia, vivir en la casa de al lado, enseñar a sus hijos, trabajar en el cubículo de al lado o sentarse en el mismo banco de la iglesia.

Sin embargo, solo la mitad de los afectados reciben tratamiento, a menudo debido al estigma asociado a la salud mental. Las enfermedades mentales no tratadas pueden contribuir a mayores gastos médicos, un peor desempeño en la escuela y el trabajo, menos oportunidades de empleo y un mayor riesgo de suicidio.

¿Qué es exactamente   una enfermedad mental?

Una enfermedad mental es una enfermedad física del cerebro que provoca alteraciones en el pensamiento, el comportamiento, la energía o las emociones que dificultan el afrontamiento de las exigencias ordinarias de la vida. La investigación está comenzando a descubrir las causas complicadas de estas El bienestar emocional, que pueden incluir la genética, la química cerebral, la estructura del cerebro, experimentar un trauma y / o tener otra condición médica, como una enfermedad cardíaca.

Las dos condiciones de salud mental más comunes son:

Trastornos de ansiedad: más del 18% de los adultos cada año luchan con algún tipo de trastorno de ansiedad, incluido el trastorno de estrés postraumático (TEPT), el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), el trastorno de pánico (ataques de pánico), el trastorno de ansiedad generalizada y fobias específicas. .

Trastornos del estado de ánimo: los trastornos del estado de ánimo, como la depresión y la depresión bipolar, afectan a casi el 10% de los adultos cada año y se caracterizan por dificultades para regular el estado de ánimo.

Qué puede hacer para ayudar

Aunque la percepción general de las enfermedades mentales ha mejorado en las últimas décadas, los estudios muestran que el estigma contra las enfermedades mentales sigue siendo poderoso, en gran parte debido a los estereotipos de los medios de comunicación y la falta de educación, y que las personas tienden a atribuir estigmas negativos a las condiciones de salud mental en gran medida. tasa más alta que a otras enfermedades y discapacidades, como cáncer, diabetes o enfermedades cardíacas.

El estigma afecta no solo al número de personas que buscan tratamiento, sino también al número de recursos disponibles para un tratamiento adecuado. El estigma y la desinformación pueden parecer obstáculos abrumadores para alguien que está luchando con una condición de salud mental. Aquí hay algunas cosas poderosas que puede hacer para ayudar:

  • Mostrar respeto y aceptación a las personas elimina una barrera importante para afrontar con éxito su enfermedad. Hacer que las personas lo vean como un individuo y no como su enfermedad puede marcar la mayor diferencia para alguien que está luchando con su salud mental.
  • Abogar dentro de nuestros círculos de influencia ayuda a garantizar que estas personas tengan los mismos derechos y oportunidades que otros miembros de su iglesia, escuela y comunidad.
  • Aprender más sobre la salud mental nos permite brindar un apoyo útil a los afectados en nuestras familias y comunidades.